04 marzo 2012

El valor de la educación

Un hombre llegó donde Sócrates con su hijo, y le pidió que se encargara de la educación del muchacho.
El filósofo le dijo que le cobraría quinientas dracmas. Al rico le pareció mucho dinero:
—¡Es mucho dinero! Por esa cantidad podría comprarme un asno.
Entonces el anciano filósofo replicó: 
—Efectivamente, le aconsejo que lo compre. Así tendrá dos.

Quizás también te pueda interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...