17 abril 2012

Balas o semillas

Uno puede ofrecerle sus ideas a otro como balas o como semillas. Puede dispararlas o sembrarlas; pegarle en la cabeza a la gente con ellas, o plantarlas en sus corazones. Las ideas usadas como balas matarán la inspiración y neutralizarán la motivación. Usadas como semillas, echarán raíces, crecerán y se volverán realidad en las vidas que fueron plantadas. El único riesgo en usarlas como semillas: Una vez que crece y se convierte en parte de aquellos en quienes fueron plantadas, es probable que nunca te reconozcan el mérito de haberlas ideado. Pero si uno está dispuesto a prescindir del crédito... ¡recogerá una rica cosecha!