08 mayo 2012

La aguja de oro

Existió una señora que desconfiaba mucho de todas las personas, siempre estaba culpándolas por cualquier cosa, así que ella vivía sola, pero tenía de ayudante a una muchachita. Una de las cosas que más quería esa señora era una aguja de oro con la que cosía todas las tardes, hasta que un día, por más que la buscaba no la encontraba; acusó muy duro a la muchacha y le dijo que ella era la que le había robado su aguja de oro, así que la despidió.
Una tarde, la señora decidió ir al patio y encontró un lindo nido el cual le llamó la atención, subió a ver los pajaritos y ¡qué sorpresa! encontró que su aguja de oro estaba ahí durante todo ese tiempo. La señora se sintió muy mal por haber despedido a la única persona que en verdad la cuidaba y quería.