08 mayo 2012

Opiniones

Un soldado se quedó pasmado cuando escuchó al General Robert E. Lee hablar
elogiosamente de otro oficial.
- General, -le dijo- ¿sabe usted que el hombre del cual habla tan bien es uno de sus peores enemigos y que no pierde ninguna oportunidad de difamarlo?
- Sí -dijo el general- pero a mí me pidieron mi opinión de él, no la que él tiene de mí.