17 junio 2013

El águila y la serpiente

Un día un águila rapto una serpiente, elevándose por los aires. La serpiente, al reaccionar y al ver en la situación en la que se encontraba, mordió la pata del águila cayendo ambos desde lo alto a un precipicio, cuando el águila murió la serpiente exclamo:

¡Insensato! ¿Por qué has querido hacer mal a quien no te lo hacía? En justicia has sido castigado por haberme raptado sin razón.

Moraleja: Nunca busques dañar a tu prójimo.

Quizás también te pueda interesar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...