23 marzo 2014

El aguila y la flecha

Un día, estaba sentada un águila en el pico de una montaña esperando cualquier presa que pasara por ahi, pero, lo vio un cazador y lanzándole una flecha la hirió.


La flecha estaba hecha con plumas de águila y cuando ella se dio cuenta de esto dijo:
-¡Qué tristeza, terminar mis días por causa de las plumas de mi especie!

Moraleja: Más profundo es nuestro dolor cuando nos vencen con nuestras propias armas.